martes, 31 de enero de 2012

Bébase con moderación



Después de beber la primera copa, te miré sin prisas y un poco de descaro.
Con la segunda me acerqué a vos y te dije que me gustabas. Me encantó tu sonrisa, tu sorpresa.
Tomamos juntos la tercera y me animé a besarte.
Las manos que hurgaban entre nuestra ropa llegaron con la cuarta copa.
La quinta la bebimos en mi casa, mientras lenguas y manos exploraban el cuerpo del otro.
La sexta nos invitó a sacarnos la ropa.
No sé si fue la séptima o la octava la que hizo que me quedara dormida en el sofá, con un hilito de baba saliendo de la boca.
Perdón.
Debí haberte avisado antes que no me cae bien el alcohol.

71 comentarios:

  1. jajaja.

    Pero nadie nos quita lo "bailao" hasta la sexta.

    Y siempre se puede terminar lo empezado mas tarde.
    Despertarse de según que forma es acariciar el paraíso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Despertarse con resaca tampoco ayuda, para ser sinceros.

      Eliminar
    2. Yo me refería a despertarse con la cabeza de alguien entre los muslos.

      ¿Debo ser mas explicito?

      Eliminar
  2. Qué bueno! Mejor dejar el alcohol cuando las manos empiezan a actuar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O cuando las cosas comienzan a salirse de las manos.

      Eliminar
  3. Ja! Qué tarada! Yo venía en plan esto está levantando temperatura en clima Almudena Grandes y me venís con ese final grotesco. Malena! Compórtese como una dama de arrabal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le dije que era una tarada. ¡Para qué toma si le hace mal!



      Ah. ¿Lo de tarada era para mí? :)

      Eliminar
  4. Che, calentás la pava y el mate no lo toma nadie!!!!
    me venían rasqueteando la cabeza los ratones hasta la sexta copa y Pluf!!!! se pinchó el globo.
    Bueno, me imagino que cuando se le pasó la tranca terminó con lo que comenzó. Supongo que en la versión masculina el tipo estaba disimulando porque a esa altura ya veía cuatro tetas. ja!
    Qué bueno que llovió, te pasaste la tarde adentro y encendiste la compu.
    ¡Gracias Dios del trueno, si no fuera por vos esta mina seguía tomando sol en la pileta y nos privaba de estas miniaturas deliciosas!
    beso, abrazo y caricia (en el cuore)

    ResponderEliminar
  5. Genial, buena historia con condimentos que nunca fallan: alcohol y sexo, aunque faltó el rockandroll. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensaba musicalizar la noche con un poco de jazz, pero también faltó.

      Eliminar
  6. Buenísimo el relato.
    Una pierde toda la compostura y el glamour con 8 copas de más, pero y lo a gustito que se duerme la mona en el sofá...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perder la compostura es un detalle. ¡Lo peor es despertarse y descubrir que, además, perdiste la billetera!

      Eliminar
  7. Uno empieza por la foto...bien sexy. Luego por los avances y audacias.....y termina con el hilo de baba. Alguna vez, confieso, me ha pasado.

    Tambien nuestro querido amigo Yoni tiene sus cosas en un blog que duerme y cada tanto despierta:
    http://estenarrador.blogspot.com/2011/12/la-fiesta-del-queso.html

    Un beso!
    Club de carenciados de pileta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves?
      Por culpa de la pileta me había perdido la entrada de Yoni.

      No todas son rosas en la vida de los que tenemos pileta.

      Eliminar
    2. Out of de pool!! Igual Yoni ni se inmuta. Es un grande.

      Eliminar
  8. Los litros de alcohol corren por tu escrito gobernando el texto a placer. Sigues escribiendo de película.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!

      Eso que escribo sobria.


      A veces.

      Eliminar
  9. jajaja un final que me ha encantado. Un beso grande Malena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos, Carmela.
      Me alegro que te haya gustado.

      Eliminar
  10. Te venía leyendo y preguntándome cómo seguiría ésto, ennervioseándome y todo y ...yyy...yyy... nada!!!

    eso no se hace! jajaj

    Beso enorme :)

    (se te extraña)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estaba entusiasmada escribiéndolo y la protagonista me sale con este martes trece.
      Terrible. :)

      Eliminar
  11. Todo lo que vale la pena pende de un hilo...de baba o de seda.

    La tentación vive arriba. La próxima vez, que se venga abajo.

    Besos transoceánicos e interestacionales, Malena. (¡Qué frío!/¡qué calor!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería decir todo lo contrario: que no se venga abajo.

      Eliminar
    2. Que se rompan los hilos que no nos permiten caer en la tentación.

      Hoy, a pesar del verano argentino, besos con lluvia y frío.

      Eliminar
  12. Tan bien que pintaba la cosa. Bueno, la advertencia ya viene en la botella, de los efectos hay mucho que contar.

    abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que uno nunca se detiene a mirar la letra chica, desgraciadamente.

      Eliminar
  13. Mirá, más de un cristiano le ha sacado provecho a tal situación-Dicen que cuando la taba cae culo pa arriba...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con razón se despertó con cierto malestar.
      Lo notó al sentarse.

      Eliminar
    2. Puedo entender lo de sentir algo, pero no sé porqué tiene que necesariamente ser malestar-Lo decís por el dolor de cabeza? ;-)

      Eliminar
  14. que no se queje, zafó del vómito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seeeeeeeee. Te digo que lo pensé, pero me pareció demasiado, jajajaja.

      Eliminar
  15. Buen dato, no te dejo tomar más de 6

    ResponderEliminar
  16. Tendrá que haber segundo encuentro… más temprano y con Diet 7Up.
    D.

    ResponderEliminar
  17. para no caerle bien, le dio duro y parejo. bueno, también depende del tamaño de la copa, hay algunas que pueden contener casi media botella. jaja. lo peor, es que me la imagino a la mañana siguiente, sin acordarse de como terminó la noche, tratando de reconstruir cada minuto, cada palabra que dijo, con la ropa tirada por todos lados y sintiendose la peor de todas. excelente!!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor no es dormirse. Lo peor es despertarse y no acordarte qué pasó!

      Eliminar
  18. Dice Shakespeare que el alcohol enciende el deseo y apaga la acción. Tiene razón, pero le agregaría que además de encender el deseo, deja avanzar. Ya habrá tiempo para encender la acción y apagar, tal vez, el deseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero el deseo es mucho mejor combustible que el alcohol. No lo apaguemos.

      Eliminar
  19. Uy! Que sí, que el inconciente hace cosas maravillosas con los olvidos!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Yo sé que hay cosas de las que debo arrepentirme, por ejemplo. Pero no me acuerdo de cuales.

      Eliminar
  20. Espero que la segunda cita haya sido sin alcohol...

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que él la haya llamado para una segunda cita después de verla babear.

      Eliminar
  21. Muy bueno, la proxima sirvete media copa... y nos cuentas un poco mas
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. PReciosa entrada..
    un fuerte abrazo...!

    ResponderEliminar
  23. Pensé que se venía algo más asqueroso... por experiencias personales, digo.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  24. Veamos el lado positivo (o la copa medio llena): para estar sobrios ya habrá tiempo de sobra, un buen vino no es placer menor...

    Saludos, Malena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es el vino. El amor va y viene.

      Eliminar
  25. Jajajaja.... ¡Qué chasco! Ummmm... Me suena la historia :-)

    Un beso (¡qué bueno que volviste!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vayas a creer que es una historia personal, por favooooor. :)

      Eliminar
    2. Ni modoooooo!!!!! A mí tampoco me ha psado, pero me han contado que a una amiga de una amiga... :-)

      Eliminar
  26. a veces cuesta aprender cuando parar.

    ResponderEliminar
  27. jajajaa

    Yo que esperaba un sexo furioso, apasionado, la ultima copa fue como cuando te pinchan el globo.

    abrazo nena!

    ResponderEliminar
  28. Ha pasado, he tenido que abrigar a la bella durmiente de ocasión...En fin, error es dejar tan a mano el vino...Besos, lindo relato.

    ResponderEliminar
  29. Lo malo de algunas borracheras es no acordarse de lo que has hecho o te han hecho!!!

    Buen final.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Jajaja... Ahora ya conoce muy bien el límite...

    Si quiere sexo, que no se tome la séptima...

    Y SI QUERÉS SEGUIR CHUPANDO... BANCATE EL PAPELON!!!!!!!!!!!!!!

    BESOOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  31. jajaja.... el alcohol y sus consecuencias... nunca las tomamos en cuenta... jaja muy bueno...

    ResponderEliminar
  32. El alcohol a veces es buen compañero. Se le puede perdonar una mala pasada.

    Muy bueno.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. jajaja mientras leia pensaba: pero estos se tomaron dos botellas de vino! como hicieron despues?!

    muy bueno!

    besos

    ResponderEliminar
  34. Bueno, es cosa sabida, a partir de la tercera copa es la copa la que se bebe al hombre, o a la mujer...

    ResponderEliminar
  35. Prefiero mejor, besar sin mesura...

    Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  36. Preciosa fotografía acompañada de un texto muy ingenioso.

    A tu salud !

    ResponderEliminar
  37. Male, muy bueno, me has hecho reir, y recordar.

    ResponderEliminar