martes, 13 de septiembre de 2011

Esplendor y ocaso de una oportunista

Cuando el viejo vivía a nadie se le hubiera ocurrido desobedecer una orden de ella. Sin otro título o cargo que no fuera el de amante oficial, daba directivas, manejaba la caja chica (y sobre todo, la grande), gozaba de vacaciones interminables y tenía una jornada de trabajo reducida aunque en su recibo figuraba el pago de numerosas horas extras. Y el viejo, que siempre había sido un jefe comprensivo y amable, se convertía en un león a la hora de defenderla. Quizás por eso se alejó de la familia y de los amigos leales que no se callaban, y terminó rodeado de obsecuentes, lameculos y avivados que ella le presentaba.
Las cosas empeoraron cuando el viejo se enfermó. Le terminó de sacar el poco poder que le quedaba y el resto de dignidad; apenas era una sombra que se sentaba en el escritorio y firmaba cheques librados con la letra femenina. Tarde comprendió que habiendo sido el dueño del circo, esa mujer lo terminó convirtiendo en un triste payaso.
Una noche de marzo, el viejo murió. Mientras la familia lloraba en una funeraria, ella jugaba el papel de doliente sentada en el despacho, mientras hacía planes para un futuro promisorio.
No contaba, por supuesto, con la hija menor del viejo.


(continuará)

48 comentarios:

  1. Desde ya te digo formo parte del bando de la hija menor. Con todo gusto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La hija menor del viejo te lo agradece. En serio.

    ResponderEliminar
  3. Continuaremos, me provoco un que se yo.

    Intriga.

    ResponderEliminar
  4. Que angustiante y comun que es esto, en mi familia se pueden contar al menos 2 casos recientes!

    Beso!

    ResponderEliminar
  5. Hasta acá una historia muy vista y conocida por todos.
    ¿Hay lucha en el barro?

    ResponderEliminar
  6. Male! Me gusta esto de que nos dejes con la intriga... Veremos como sigue, hasta aca... de esas conozco un par, que hacen el papel de dolientes mientras planifican un futuro... Yo tambien estoy del bando de la hija! Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Pobre mujer, ella sólo lo hizo por amor... al dinero.

    ResponderEliminar
  8. El amor puede ser de lo mejor, o (como en este caso) de lo peor. Vamos que queremos leer más.

    Besote Male!

    Pipis.

    ResponderEliminar
  9. Desde ya le pongo fichas a esa hija menor. No me hagas sufrir Malena, que la ponga de patitas en la calle

    Beso

    ResponderEliminar
  10. Che, lo voy a defender al viejo. A lo mejor se reca en toda la descendencia (como dice Sabina:"He decidido no dejarles ni un duro"
    El tipo la pasó bien con una mina joven, quién le quita lo bailado!
    y la flia que la reme, loco!!!!
    Además, ya sabés qué cosa tira más que una yunta de bueyes:)

    ResponderEliminar
  11. Cecy:
    No se si el cuento este es de intriga o terror.

    Pablo:
    En la mía, uno. Precisamente la del viejo.

    Gamar:
    No, pero parece que la hija menor en cualquier momento la revolea de los pelos. Decí que es una señora, si no ....
    ¿QUE LE PASÓ A LAS OREJAS DE LAS VACAS DE SALLIQUELO?

    Mariposa:
    Vamos que ya somos más!!!! :)

    Rob:
    Nadie la entiende, pobre (bueno, no literalmente. Le sacó buena plata al viejo).

    Pipistrela:
    No se si el amor o la calentura. Tira más que una yunta de bueyes!

    Patricia:
    Ojalá pueda!

    ResponderEliminar
  12. Roberto .... jajajajajajajaja.
    ¡¡¡No me digas eso que la hija es buena gente y la viene remando desde siempre!!! Y te juro que no la mueve la plata.

    ResponderEliminar
  13. Yo pongo mis fichas a los otros empleados....a ver si hacen una Cooperativa y se salvan de los garcas...
    Bue......me fui al carajo jjajaj.
    ¿Está buena la hija?...digo por las dudas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Otro si digo, al ratoncito:
    El viejo hizo lo que pudo y la padeció mucho el último tiempo. Si alguna culpa le cabía (que no soy yo para decirlo), la pagó.

    ResponderEliminar
  15. Dany:
    La hija está buenísima. Un bombón.

    ResponderEliminar
  16. ¿Vengaras a tu padre al fin, Ifigenia de Tauride?
    Espero ansioso.

    ResponderEliminar
  17. Tampoco el viejo era Agamenón. Digamos que con algo de Némesis la hija se conforma.

    ResponderEliminar
  18. Nos dejó como a Pasman: ahora la tenemos adentro... la intriga, por supuesto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Que se prepare.
    Le viene un infierno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. vos también la sufriste e esa?
    yo dejé un laburo de 15 años porque no me la banqué más.

    quizás ahora que no está el viejo, por el bien y las finanzas de la empresa, la puedan sacar delor.

    salute!

    ResponderEliminar
  21. Menos mal que aparece la hija del viejo.
    Me estaba preocupando con que le saliera todo facil.

    ¿Esta buenisima?
    Ya me interesa mas.

    ¿Es una señora? bueeeeeee, se lo perdonamos si en la cama se olvida.

    ResponderEliminar
  22. Estoy con Danny. Asamblea, cooperativa y a la chingada con el patrón... y su amante.

    A ver la hija, a ver...

    Besos de payaso.

    ResponderEliminar
  23. Y si a la hija la hacemos lesbi y el gato del viejo se enamora de ella, y al final la hija la caga como ella al viejo? No sé, debo estar leyendo mucho The Wall...:-)

    ResponderEliminar
  24. Más bien que me sumo a la banda de la hija también!
    Es tan raro todo, y de cuáles pueden ser las motivaciones de las personas! manipulaciones, desligarse de los afectos más cercanos, lo que pasa por la mente de cada uno y por su corazón...

    Por otro lado guarda que ya Ato te está armando el desenlace!! jejej

    Besos bombón!!!

    ResponderEliminar
  25. La hija menor viene a reestablecer el orden, a látigo y puteada, carajo!

    ResponderEliminar
  26. Muy bien escrito este comienzo, Malena, espero la continuación.

    J&R

    ResponderEliminar
  27. De zorras, reinos y súbditos va la entrega... intrigante sin duda. ¡Viva la hija (que esta como un bombón)! y a más, debe ser justa. O eso espero.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Amiga, tendrias que presentarme a esa "tipa"... Ahora que heredó, a lo mejor me lleva de viaje a alguna de esas islas paradisiacas...

    Ya me contaras...

    Pero que no se entere la hija del viejo, mas que nada por si acaso...

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  29. Excelente historia, me he tropezado algunas veces con gente capaz de reptar con tal de lograr lo que quiere, chequera de por medio, por supuesto. La pasión es un arma que generalmente da resultados.
    El ocaso que se avecina pinta bien.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Venga, no tardes en contarnos qué hace la hija......
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Me gusta cuando fallan los planes más retorcidos y bien pensados. Y si es merecido, mucho mejor.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Sí, cuántas cosas hubieran sido diferentes si hubiéramos sabido, pero ¿no es mejor andar un poco sin saber qué pasará mañana? la vida tiene más gusto si no está tan programada, a pesar de tropezones, golpes contra la pared, piedrazos, zancadillas, malas ondas, equivocaciones, chingadas, y tengo una lista de palabras como estas que no alcanzaría una vida para escribirlas, pero siempre está bueno pensar que el sol mañana sale de nuevo.
    Che ¿qué me agarró? ¡Me puse melancólico!!!
    Vos también con tu comentario!!!!
    Che, ta bien Voto a la pendeja (la hija menor del viejo)
    Al final el viejo fue un pelotudo, ya me di cuenta.
    besos!

    ResponderEliminar
  33. Adhiero al comentario de ATO, hija lesbi, y luego la garca....mucha lucha en barro. Tengo que dejar de tomar tantas pastillas.....

    ResponderEliminar
  34. Pues yo no sé muy bien en qué bando estaría. Así que espero nuevas entradas para posicionarme....Bico

    ResponderEliminar
  35. Excelente texto amiga, espero con ansias tu segunda entrega...
    Con cariño
    El Peregrino

    ResponderEliminar
  36. Yo sabía que vos lo sabías, lo que yo no sabía es que vos sabías que hay otro universo, con una tortuga con alas y un sol medio fiaca.
    gracias por contarmelo,ahora lo sé, eso agrega un poco más de delirio a mi cabeza trastornada, cosa que le viene muy bien para seguir escribiendo sin sentido!!!!
    bueno, ahora bajo a planta baja para decirte: ¡¡¡¡¡Buen fin de semana!!!!!
    Abrigate que dicen que se viene el frio otra vez! Y todavía no somos ni oso polar ni geisha!!!

    ResponderEliminar
  37. Como continuará la historia de la oportunista y la hija del viejo, no lo sabe nadie. Pero anoto sugerencia. Ato, Miche .... mentes sucias .... chanchitos ... no creo que termine con lucha lésbica en el barro. Lamento desalentarlos.


    Robertiño:
    E sep. Nosotros somos muy avispados y sabemos, jajajaja. Ya guardé el kimono de seda para la próxima vida, y dejé a mano un saquito de lana para el finde.
    ¡¡¡Por fin es viernes!!!

    ResponderEliminar
  38. Si me consigue el número de teléfono de la hija, espero a la segunda parte con menos ansiedad.

    Un beso,
    D.

    ResponderEliminar
  39. yo no sé si la hija o la vida se harán cargo de la oportunista malvada....
    pero seguro que a la larga no se va a salir con la suya...
    lo importante es que la hija no se desgaste en la lucha y no pierda su esencia de buena gente y su esplendor en una causa que no es la suya...
    Besos.te amo
    yo

    ResponderEliminar
  40. Daniel:
    ¿Fijo o celular?

    YO:
    También te amo, mamá.

    ResponderEliminar
  41. Pobre mina la que le espera con la banda que hemos armado a favor de la hija menor, espero segunda parte donde la hija lejos de ser una doncella angelical es una bruja pérfida muuaaaajjajajjjajaaaa!!!!

    ResponderEliminar
  42. LA HISTORIA VA A TENER UN FINAL FELIZ EN PARTE EN OTRA NO, PERO LA FUERZA Y LA INTELIGENCIA DE LA HIJA Y CON LA AYUDA DE LA GENTE QUE LA QUIERE VA A TRIUNFAR, Y LO QUE SE APRENDE EN LA FLIA NO VA A PERDER LA ESENCIA DE BUENA GENTE Y COMPARTO CON YO ESA CAUSA NO LE PERTENECE A LA HIJA , LE CORRESPONDE A OTROS INTERPRETES QUE FALTAN EN LA HISTORIA

    ResponderEliminar
  43. Poemas sépticos:
    A veces parece un policial con intrigas y pasiones y otra un sainete. :)

    Pato:
    La hija, cuando quiere, es flor de shegua. Mieejjjjjjjjeeeeee (risa crueladevilesca).

    Muchito:
    Dale, dale. Dorame la píldora, que me gusta, tontolote.
    Mirá que ahora está en tus manos el final de la historia. Te dejamos servido en bandeja el desenlace. SE BUENO ... ET PHONE HOME.

    ResponderEliminar
  44. A la pelotita, Sra. Esta me gustó, la dejó picando. Me encanta la hija menor del viejo, siento que nos va a reivindicar a todas, aunque no le quede un mango en efectivo. Cómo me gustó.
    http://enfugayremolino.blogspot.com/

    ResponderEliminar