viernes, 6 de julio de 2012

Volarem humanum est

Salgamos a volar, querido mío; subite a mi ilusión super-sport.
Balada para un loco - Horacio Ferrer

Me acosté a dormir temprano, como todas las noches, porque al día siguiente tenía que trabajar. Intenté avanzar con el libro que empecé hace unas semanas pero en algún momento me venció el sueño. Me desperté con una extraña sensación de liviandad. La espalda estaba separada del colchón varios centímetros y el libro que descansaba abierto sobre mi pecho rodó por el piso.
Estabas dormido al lado mío y te llamé.
- Despertate, amor. Estoy flotando.
No me escuchaste. Murmuraste algo acerca del dólar y seguiste durmiendo.
Mis piernas también empezaron a levitar. Me sentía extraña, pero maravillosamente bien. Te miré dormir y me acordé que hermoso sos cuando estás dormido. Me coloqué sobre vos pero sin rozarte, sobrevolándote. Estudié con detenimiento tu gesto, tu boca - amo tu boca, sabías? -, tus manos con las uñas prolijamente cortadas.
Las alas de la espalda comenzaron a crecer y quise probarlas dando un paseo por la habitación, pero me quedó chico el espacio. Salí a la calle por la ventana y me divertí un rato subiendo lentamente y bajando en picada, me subí al mástil de la plaza Italia y miré el barrio desde lo alto. Volé hasta nuestra cama de nuevo y te desperté, haciéndote cosquillas con las plumas. Frunciste la nariz y refunfuñaste.
- Dejame dormir que mañana madrugo.
- Vuelo, amor. Mirame. Puedo volar. Vení conmigo, dale. Es hermoso.
- No me rompas las pelotas que hace un frío de cagarse.
Te saqué las sábanas, entonces abriste los ojos. Tuviste que levantar la cabeza para mirarme. Por un instante, no hablaste. Sonreí, abrí las alas y te tendí los brazos.
- Vamos. Volemos de acá.
- ¿En qué idioma te tengo que hablar? No me jodas cuando duermo, carajo.
De pronto sentí que las alas empezaron a encogerse, hasta quedar nuevamente pintadas en mi espalda, sin relieve. Lentamente el cuerpo comenzó a recobrar su peso y fui posándome en la cama.
Cuando sonó el despertador tenía el libro aferrado a mis brazos y vos no estabas.

58 comentarios:

  1. Pues sí, a veces hay alguien que nos mete de nuevo las alas para adentro. A veces es simplemente la vida...Bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo lo soñé!!! eh eh eh eh eh!!!

      Malena, sos grossa

      Eliminar
    2. Vera; Tristemente pululan los cortadores de alas. Son seres con poca capacidad de vuelo a los que no debemos temer, pero tampoco hacerles caso.

      Emma:
      Jijiji, de los redondos. La imagen me desfiguró!!!

      Eliminar
  2. uf, este fue desoladoramente hermoso.

    ResponderEliminar
  3. Es que hay alas que algunas veces alcanzan para que vuele uno solo, por más grande que sea el corazón que las alienta. A los barriletes cósmicos les cuesta entender que el que nació para origami es al ñudo que lo suelten.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie puede volar con alas ajenas. Es una cruel realidad; pero lo olvidamos y queremos que los que amamos vuelen con nosotros.

      Eliminar
  4. que triste cuando te pinchan el sueño soñando...
    (vení! vení! volá!
    con medio melón en la cabeza
    y una banderita de taxi libre en cada mano)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soñé que ni en sueño me dejaban ser. Soñé que ni en sueños dejaba de volar.

      Eliminar
  5. Me encanta lo que escribiste. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Esta es la efectiva forma de cortar alas...y me hago cargas, que pedorro cortador de alas he sido...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he bajado a varios voladores de un ondazo, hasta que aprendí a mantenerme con los pies separados de la tierra.

      Eliminar
  7. "... puedo perdonarle cualquier defecto a una mujer, pero no le perdono, bajo ningún concepto, que no sepa volar"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los hombres tampoco habría que perdonárselo.

      Eliminar
  8. Despertarse y verse sin alas es feo.
    Despertarse y verse sin el castrador de ilusiones debería ser positivo.

    Los libros -a veces- nos hacen volar.
    La fuerza de nuestras ilusiones, también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volar es como andar en bicicleta; una vez que aprendiste no hay vuelta atrás. Y los castradores no se bancan a las personas con vuelo propio, por eso se terminan yendo.

      Eliminar
    2. Hay contestaciones que me acercan al orgasmo, y no me refiero a la que está aqui arriba.

      Tu ya sabes pucherito.

      jijijijijijijijiji

      Eliminar
  9. ¿Viste lo que dice Oliverio Girondo de las mujeres que no vuelan? Que no le gustan, bueno me pasa eso con los hombres que no saben, no pueden o no se animan a volar, en el acto desaparecen de mi vista. Como te pasó a vos en tu cuento, que por cierto es hermoso!

    Besos Male!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil vencer el miedo de despegar. Pero es aburrido tener siempre los pies en la tierra.

      Eliminar
  10. Y así sin más, te bajan de un hondazo y es en ese momento que descubrís que es muy difícil remontar esa situación.
    Casi imposible.
    Muy bueno, Male!!! Se extrañaba su magia... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno es no quedarse al lado de alguien que no quiere aventurarse a volar. Siempre nos podemos levantar después de una caída.

      Eliminar
  11. Lo que te mata es el realismo cerril que no cambia en este caso por más alitas que le pongas. ¿Para qué escribir una y mil veces sobre lo que ya sabés? Deberías probar por otro lado y crear historias desde el lenguaje, evitando, siempre que puedas, la vulgaridad realista, y no desde las ideas. Sugerencia. No te dejes confundir por los comentarios favorables y demagógicos de tus lectores. Solange.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Para qué? Porque me gusta y porque nadie pone lastre a lo que tengo ganas, en este caso escribir mil veces sobre lo que sé. Soy realista y el realismo es vulgar. Es un estilo al que adhiero junto con montones de escritores. Vos podés seguir escribiendo de "tu" y apelando a un lenguaje poético que en la práctica no existe. Gustos son gustos. Sugerencia: no te sientas obligado a comentar algo que no te gusta. Te hace perder vuelo y brillo.

      Y no me mata, me hace sentir viva, real, concreta. No soy un invento. Soy este mina con alas que putea, ama, se desengaña, vulgar y cotidiana. Soy pan, soy puchero, soy empanadas con vino tinto. Podés visitar otros blogs donde sirven caviar, sushi y champagne.

      Eliminar
    2. Elijo con cuidado el vocablo
      no quiero ser vulgar u ordinaria.
      ¡Que suenen en tu oído como arias
      las letras que pronuncio cuando hablo!
      Mis herramientas son rudimentarias
      no te olvides que vengo de un establo
      pero no haré un trato con el diablo,
      no tengo pretensiones literarias.
      Si te gustan mis cuentos soy dichosa
      pero sos exigente
      y a tus ojos carecen de hermosura.
      No puedo prometerte yo gran cosa
      por mucho que lo intente
      No llegaré jamás hasta tu altura.

      Eliminar
    3. Me meto, porque soy un lector. Yo no creo que sea la realidad lo que mata sino la incapacidad de uno de aceptarla y pretender que esta se ajuste a los deseos de uno. La realidad, tal cual su nombre es así. Uno podrá mitigarla, en caso de que no sea una muy benigna, con sus fantasías, pero pretender que la realidad se adecúe a nuestros deseos, diría que raya en lo ingenuo, por no decir estúpido. Un ejemplo de esto es sugerirle al autor de un blog que escriba como ella desearía que lo haga. Espero haber sido claro.

      Eliminar
    4. Gracias, Ato.
      De todas formas, soy una persona que siempre está dispuesta a aprender, así que sería bueno que "solange", en vez de figurar como anónimo, deje un link a su blog para ver las cosas maravillosas que escribe.

      Eliminar
    5. De nada. ¿Notaste el tacto? Casi un shentelmen. me desconozco :-)

      Eliminar
    6. Te imagino escribiendo el comentario mientras bebías el te de la cinco.
      Estoy orgullosa de vos y de tu tacto.


      Sin dobles sentidos, por favor, que después Solange se espanta.

      Eliminar
    7. Gracias, pero es más bien mate. Sentidos tengo sólo 5 y algo de sentido común. Dobles ninguno. Y Papanicolaous no hago, al menos no clínicos :-)

      Eliminar
    8. Mate con bizcochitos Don Satur. :-)

      Eliminar
  12. Cuando te iba leyendo me decía: y por qué no sigue volando ella y divirtiéndose con la brisa de la noche en su cara y su pelo?
    Pero sé también que tenemos la fucking ilusión que el otro se acople a nuestro deseo...

    Él, un guarango total!!!!
    je

    Me encantó tu relato-sueño :)

    Besazo ♥

    ResponderEliminar
  13. Ay, el amor. Nos obnubila, nos hace creer que encontramos a un compañero, a un par. Y muchas veces descubrimos que los intereses van por otro lado. Quizás él estaba celoso de su capacidad de vuelo, quizás por eso disfrutó bardeándola. Verla volar lo hizo sentir un pobre tipo demasiado terrenal. Y no pudo bancárselo.

    Pasa en la vida, pasa en los sueños.

    ResponderEliminar
  14. Me animo a pensar que ella, cuando despertó aferrada al libro, en realidad se había vuelto a dormir, retornando a ese sopor ilusorio que llamamos realidad. Despierta estaba antes.

    Precioso cuento. Salú.

    ResponderEliminar
  15. Esos vuelos suelen recomendarse darlos en soledad...Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece sencillo, pero compañeros de vuelo no son los que sobran. Habrá que acostumbrarse a volar sola.

      Eliminar
  16. Efectivamente, qué tortuoso es estar siempre pisando tierra, lástima que volar acompañado cueste tanto. Como de costumbre muy buen relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clarke Kent llevaba a volar a Louisa Lane. No perdamos las esperanzas.

      Eliminar
    2. Malena,solo debo decir ¡¡¡Gracias Solange!!!!!!!!!!!!
      Sacó cosas de vos que me gustan tanto...Esa fuerza,esa garra para defenderte,esa capacidad de lucha.
      Es cierto,uno es como es,cerril o cosmopolita y así debe mostrarse,eso de andar disfrazándose no es cosa que te identifique.
      P.D.: LA POESÍA,ES TUYA?

      Eliminar
    3. Si, la poesía es mía, pero sabés que no es mi fuerte!

      Eliminar
  17. Las ilusiones nunca funcionan en parea, sólo sirven para los individualistas y locos.

    O eso dicen.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lamentablemente los psiquiatras los bajan a piedrazos.

      Eliminar
    2. Terrible invento ese de los psiquiatras...

      Antes vivíamos más tranquilos.

      J.

      Eliminar
  18. Muy bueno el relato...
    Se puede volar de a dos...
    Nosotros tenemos la suerte de poder hacerlo... con las alas de él o con las mías... otras revoloteamos juntos jugando.
    También es cierto que, a veces, uno de los dos se queda pegado a la tierra y mira desde abajo, pero nunca preparamos la honda.
    ... y si le agregamos un porrito... el vuelo es a otras dimensiones...
    besos
    ella

    En cuanto al "debate literario", me parece que en el relato, si bien hay "puchero, empanadas y vino tinto", también se puede degustar algo de "caviar, sushi y champagne".
    No soy muy amigo del "arte realista", me inclino a lo subjetivo, cuanto menos realista, mejor... aun así, me gustó el relato, justamente porque no lo sentí "realista".
    besos
    él

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella:
      Estoy convencida de que el vuelo puede ser a duo (intelectual o porrito mediante). Y si uno no quiere o puede volar, lo fantástico es que se alegre con el vuelo del otro.

      El:
      Creo que es importante aclarar que nunca tuve pretensiones de ser escritora. No lo soy, no me interesa serlo. La función de este blog es generar, a través de un relato, una charla con la gente que pasa y poder debatir acerca de algunos temas. Como mi vida es simple, simples son los temas que toco: el amor, el desamor, trabajo, ilusiones perdidas, mis hijos, mi cumpleaños, política. No soy una artista y no sé por qué "Solange" cree que puedo serlo. Se lo agradezco un montón, pero lamento decepcionarla.
      Muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar
  19. ¿Despierto no es hermoso? ¿Por demasiado real? No creas que tu sueño significó que no quería volar con vos. Únicamente, que tenía sueño, los hombres, normalmente, somos simples (a menudo demasiado).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hombres son terrenales, y a veces eso es necesario. Nosotras viviríamos en las nubes.

      Eliminar
  20. Comentario demagógico: Me gusta leerte.

    Comentario cerril : Me gusta leerte.



    En cuanto a las alas.....que cada uno las use como pueda.

    ResponderEliminar
  21. Me encanta que me dores la píldora. ¿Qué más da si es demagogia o sos cerril? :)

    Todos tenemos alas; algunos se deciden a usarlas y a otros se les han apolillado de tanto guardarlas para ocasiones especiales. Es comprensible, yo varias veces le tuve que poner naftalina a las mías.

    ResponderEliminar
  22. Hmmmm... este debate me parece innecesario, casi diría payaso. La realidad y la ficción, no están discutidas. La Realidad no es vulgar, o cerril. Ni siquiera carece de magia. La Realidad, simplemente, es relativa, es decir, mentira.

    Y me parece muy bien que haya gente que deteste tu estilo y venga aquí a decírtelo. Otros lo amamos. Y también lo decimos. Somos democráticos a parte de cerriles, demagógicos y payasos.

    Amamos tu estilo... y a tí.

    Besos payasos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es un debate payaso! Si fuese serio, no me engancho. La Realidad no existe; es un gran invento.
      Las críticas son raras. En principio, porque si alguien se tomó la molestia de leerme para después emitir un juicio de valor, ya es para mi un triunfo. ¿Acaso no publicamos para ser leídos? No sólo queremos ser amados, en el fondo pretendemos no ser ignorados.

      Claro que prefiero a los payasos que me aman, si vamos al caso. :)

      Eliminar
  23. mala mala mala mala!!
    Estoy tratanto de cumplir lo que me prometí a mi misma: no volver a leer ni comentar en blogs!!
    Te extraño :(
    Pero ya logré eliminar por siempre los míos, debo seguir fortaleciéndome, para así lograr no involucrarme y sentir que, el que está del otro lado es un amigo...
    Creéme, hay gente muy cruel en esto de los blogs, que se disfraza de cordero, y yo soy más buen que el pan y tan confiada que a veces me pregunto por qué seré tan boluda.
    Mala.. escribís tan bien y me identifico tanto con cada uno de tus posts.. Bueno, bien, para que escribir mal lo que otros hacen tan bien?
    Un beso, nena. Vuelvo a mi autismo! Cuidate mucho :)

    ResponderEliminar
  24. Bueno, a mi me encantan tus comentarios porque son concretitos y al grano: nada de demagogia. Y eso es - al menos para mí - muy valorable.
    Te digo que a mi la blogósfera me ha deparado algunos desencantos y pero más alegrías con respecto a las personas con las que me he cruzado. Con algunos, como Dany, hemos logrado que nuestra amistad pase la barrera de la virtualidad.
    Hay gente cruel en todos lados, pero acá se escudan en el anonimato. Aunque gente sin cojones también hay en todos lados. Los blogs no hacen más que reflejar lo que pasa en la vida.
    La verdad, a mi me hace bien verte por acá, me gusta, me gusta leerte, escuchar la música que elegís para compartir. Respeto tu decisión, claro. Pero tenés mi mail por si querés comunicarte conmigo para lo que sea.
    No te borres de todos. Algunos te vamos a extrañar si lo hacés y mucho.

    ResponderEliminar
  25. Male, mori de amor con este relato! Es tan cierto! Lo importante creo, es darnos cuenta de que todos tenemos alas, y una vez que las descubrimos podamos cuidarlas... Que nadie nos quite las alas! Tambien he conocido gente que te ayuda a encontrarlas... Me quedo con esta ultima clase de gente, porque capaz son menos, pero estan... besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dice Eladia Blazquez, quiero amar al que anda con las alas del alma desplegadas al viento.

      Eliminar
  26. No hay nada como un buen libro antes de dormir inspiración completa a la hora de soñar.

    ResponderEliminar