martes, 11 de mayo de 2010

Eva

Ella mordió la manzana sin quitarle la piel.
Fueron primero pequeños mordiscones,
después dentelladas salvajes.
La serpiente esperaba agazapada
que llegara el momento.
Pero pasaba Adán,
ese hombrecito insignificante,
desnudo,
incompleto
- se rumoreaba en Edén que le faltaba una costilla -
y Eva descargó en él toda su lascivia.

10 comentarios:

  1. Hola!!!!

    ¿y vivís ahora en Pehuajó??, porque yo si, jijijiji

    Que tengas un buen fin de semana y te doy un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto! Sigo en Pehuajó. Firme (como la tortuga). :)
    Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!!
    Malena que sensibilidad, como me gustaría escribir como vos, necesito un favor tuyo que lo leas a Beto y que me digas que te parece, el es Pehuajó seguro que lo conoces, por favor…

    Te inscribiste en el concurso que hay de blggers en 20minuros.es?? anímate.

    Que tengas un buen día y un abrazo de oso,

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
    me encantaría poner un link de tu blog en mis sitios web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacat@hotmail.com
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    Catherine

    ResponderEliminar
  5. Muchiisimas gracias a los que pasaron. Abandoné un poco (bastante) este sitio pero ya me dieron muchas ganas de volver.
    Común: Ya estoy visitando el blog del pehuajense. Me encanta saber que están cerca.

    ResponderEliminar
  6. jaja...no todos somos iguales
    (PD: subí alguna cosita más en mi blog para cuando quieras y solamente porque me lo pediste vos)

    ResponderEliminar
  7. No, algunos son peores, jajajajajajaja.
    ES BROMA!
    Ya pasé por tu blog para llenarme los ojos de gatos y letras y arte.

    ResponderEliminar
  8. ese hombrecito insignificante,
    desnudo, incompleto..Y así y todo se volteó a la primer mina del mundo...Ventajas de ser el único.

    ResponderEliminar